Trasplante y Establecimiento de Árboles y Arbustos

Preparado por Debbie Shaughnessy, HGIC Especialista en Información; Bob Polomski, Extensionista en Horticultura Consumista; and Tom Fernández, Extensionista y Especialista en Cultivos de Viveros, Universidad de Clemson. Nuevo 05/99.Traducido al español por Axel Acevedo Morales, Estudiante Graduado, Universidad de Clemson, 08/16.

HGIC 1055

Printer Friendly Version (PDF)

Mover un arbusto ya establecido de una localidad a otra es una forma de cambiar la estética de tu jardín y economizar dinero al mismo tiempo. El trabajo puede ser intimidante, pero con una buena planificación el trabajo puede ser fácil y más rápido de lo pensado. Tener cuidado con las practicas recomendadas (poda de raíces, métodos de excavación y protección de raíces) van a incrementar las posibilidades de tener éxito al sacar la planta del suelo.

Poda de Raíces

Las raíces de los árboles y arbustos normalmente tienen un buen crecimiento saludable más allá del volumen del suelo que puede ser movido. Para mantener la mayoría de las raíces confinadas a un área pequeña, debe podar en la primavera y otoño antes de trasplantarse.  Para las plantas que van a ser movidas en el otoño (Octubre y Noviembre) se debe podar sus raíces para Marzo, y para las que van a ser movidas en la primavera (Marzo) deben se les debe podar las raíces para Octubre. Para las plantas deciduas se recomienda realizar la poda de raíces cuando las hojas de los árboles o arbusto hayan caído o antes de la brotación en la primavera. Las plantas pueden sufrir un daño severo si se podan en tiempos no recomendados.

Lo bueno de podar las raíces al trasplantarlas es que cuando se corta la raíz esto induce la producción de nuevas raíces y por ende desarrolla un sistema radicular fuerte. Si no se le podan las raíces, la planta puede morir del impacto del trasplante por la pérdida de raíces. Antes de comenzar, amarre las ramas bajas o plantas arbustivas para ayudar a evitar heridas y para mantenerlas fuera de tu camino. Para amarrarlas usualmente se usa un hilo grueso, pero también se puede usar tiras de arpillera o soga de un cuarto de pulgada. Adhiere el hilo grueso a la rama de la base de la planta, enróllalo alrededor de la planta hacia el tope y amárrelo con un lazo.

Comience la poda de raíces, marcando el tamaño circular del conglomerado de raíces que deseas alrededor del árbol y luego cave una zanja justo fuera del círculo. La profundidad de la zanja y el diámetro del círculo están anotados en las tablas al final de este documento (el tamaño del conglomerado de raíces son recomendados por la Asociación Americana del Horticultor). Debe tener cuidado al separar la capa superficial o “top soil” del suelo del sub-suelo ya que al rellenar el hueco usted debe colocar primero el material del sub suelo y luego debe colocar la capa superficial o “top soil”. Después de rellenar, debe aplicar agua para arreglar el suelo perturbado, remover los bolsillos de aire y proveer la humedad adecuada  para la producción de raíces. Luego de completar la poda de raíces debe soltar las ramas amarradas.

¿Cómo Excavar la Planta?

Antes de excavar la planta, amarre las ramas como si fuera a podar las raíces. Marque una rama que apunte hacia el norte para que la planta sea orientada apropiadamente cuando sea re-plantada. También, marque la parte del tronco que toque el suelo. Cuando este replantando, asegúrese que esta marca este una pulgada por encima del nivel del suelo. Una vez completes estas recomendaciones, la planta estará lista para el trasplante.

Los arbustos menores de 3 pies de alto y árboles deciduos que tengan menos de una pulgada de diámetro del tronco (medido a 6 pulgadas por encima del suelo) puede ser movido con sus raíces desnudas o sin suelo en las raíces. “Raíz desnuda” significa que la mayoría o todo el suelo a sido removido de las raíces después de cavar la planta. Es más fácil manejar una planta a la cual le has eliminado todo el suelo de la raíz a una planta que tiene todo el suelo en su raíz. Las plantas con raíz desnudas deben ser plantadas cuando están en dormancia. Los árboles que tengan más de una pulgada de diámetro en el tronco (medida realizada a 6 pulgadas del suelo) y todos los árboles siempre verde de hoja ancha y hoja angosta deben ser movidos con el suelo adherido a sus raíces.

El conglomerado de raíces debe ser lo suficientemente grande en diámetro y profundidad para abarcar la mayor cantidad de raíces fibrosas y alimentadoras para poder tener una buena recuperación. Los árboles que son difíciles de mover (“beech”, “hickory”, “sweet gum”, “hornbeam”, “sassafras”, “tupelo”, “walnut” y “white oak”) necesitan mayor tamaño del conglomerado de raíces que los árboles de fácil trasplante. Los árboles que crecen en terrenos sueltos, con buen drenaje, como los arenosos, van a tener un sistema radicular más amplio y disperso que los árboles que crecen en suelos compactados o duros como los arcillosos. La operación de excavación consiste en cavar una zanja alrededor de la planta y remover el suelo.  La zanja debe ser cavada lo suficientemente alejada de la planta para preservar gran parte de las raíces fibrosas.

También debe ser lo suficientemente profundo como para capturar todas las raíces laterales (ver tablas). Si usted tiene las raíces podadas, esta zanja debe estar fuera de la zanja que se usó para podar las raíces. Antes de comenzar a cavar, debe remover todo terreno suelto que este sobre el sistema radicular. Haga un circulo alrededor de la planta, 12 pulgadas más allá del diámetro anticipado del conglomerado de raíces. Corte las raíces con una pala filosa, insertando la pala en el borde del círculo marcado con la parte de atrás de la pala mirando hacia la planta.

Asegúrese de que la pala esta filosa para que la herida cicatrice lo más rápido posible. Después, cave una zanja fuera pero adyacente al círculo marcado.

Las Plantas con Suelo Adherido: Para los árboles que van a ser movidos con tierra adherida a sus raíces, pode el conglomerado de raíces  a un tamaño propio usando la pala, manteniendo la parte de atrás de la pala de frente a la planta.  Redondea el conglomerado de raíces en el tope y estréchelo hacia dentro de la base. Usted puede evitar la pérdida de suelo alrededor de las raíces al cortar grandes raíces con manos o cizallas y una pala filosa para las raíces pequeñas. Luego, realice un corte bajo al conglomerado de suelo a un ángulo de 45 grados para aflojar el conglomerado de suelo que este debajo y poder cortar los remanentes de raíces. Para prevenir la sequía, agrietamiento y desmenuzar el suelo, envuelve el conglomerado de suelo con una arpillera.

Un conglomerado de 15 pulgadas de diámetro puede ser completamente cubierta con una pieza de arpillera. Puntea el conglomerado por los lados y coloca un pedazo de arpillera enrollada debajo de la mitad del conglomerado. Luego puntea el lado opuesto del conglomerado y hala la arpillera debajo de la otra mitad. Hala la arpillera hacia arriba y amarre las esquinas en el tope diagonalmente. Asegure la arpillera suelta alrededor de la base del tronco con una cuerda, y apoye el conglomerado al amarrar con una soga alrededor y debajo del conglomerado con arpillera.

Usted también puede proteger el sistema radicular al colocar el conglomerado de suelo en una maseta envés de halar la arpillera. El conglomerado de suelo puede ser pesado y puede ser difícil de mover.  Un conglomerado con 15 pulgadas de diámetro y 15 pulgadas de profundidad puede pesar 200 libras o más. Levante una planta con un pequeño conglomerado de tierra fuera del hoyo al colocar un pedazo de arpillera debajo del conglomerado y luego levántalo por las cuatro esquinas de la arpillera.  Se le recomienda contratar a un manejador de paisaje o jardinero profesional para mover los conglomerados de suelo que pesen varios cientos de libras. Ellos están familiarizados con el procedimiento de mover estos conglomerados de tamaño excesivo. 

Las Plantas con Raíces Desnudas: Para el trasplante con raíces sin suelo o desnudas, después de cavar la zanja, lave el suelo de las raíces laterales con agua. Esto minimizara las heridas en la raíz durante el removimiento del suelo. Para proveer algo de protección a las raíces, mueve el árbol con algunas raíces con un poco de suelo adherido a ellas.  Esto va ayudar a que el árbol se recupere más rápido. Cuando las raíces laterales estén libre de suelo, incline el árbol a un lado para remover el suelo debajo de la planta.

Esto se debe hacer gradualmente para evitar tirar o romper las raíces y perder la corteza cerca de la base del tronco. Corte cualquier raíz principal o raíz ancla que todavía tenga a una profundidad de 9 a 19 pulgadas. Para levantar el árbol fuera del hoyo, agárralo de la base del tronco, cerca de la línea del suelo. Quizás la causa de fallido de una planta sin suelo en las raíces desnuda es que las raíces se sequen. Mantén las raíces húmedas usando turba o envuélvalas en plástico o en papel mojado hasta que estés listo para plantarla. Recuerda que lo mejor es plantar la planta inmediatamente. 

¿Como Plantar la Planta?

Es importante preparar el hoyo apropiadamente dependiendo del método usado para cavar la planta fuera. La preparación del hoyo para una planta sin suelo en sus raíces o desnuda es diferente a la preparación del hoyo para una planta con suelo en sus raíces. Sin importar el tipo de planta, es importante realizar una prueba de suelo antes de proceder a sembrar. Si la prueba indica que necesita fosforo, debe añadirlo al hoyo de siembra. No añada fertilizantes que contengan nitrógeno.

Para Plantas Con Raíces Sin Suelo o Desnudas: Cave un hoyo que tenga una amplitud de 50 por ciento más ancho que el sistema radicular de la planta, para que las raíces se puedan expandir y acomodar a su posición natural. Para prevenir el asentamiento de la planta, deje el centro del fondo del hoyo más alto que los bordes. La altura del montículo va ser determinada al colocar la planta en el montículo para que la marca de la línea del suelo este a una pulgada por encima de la línea del suelo del hoyo de siembra. Al suelo asentarse, la planta va a asentarse hundiendo la planta hasta llegar la línea del suelo. Cuando caves, coloque la capa de tierra superficial o el “topsoil” (las primeras 6 pulgadas de capa en el suelo) en una pila y el sub suelo en otra, para no mezclarlas.

Coloque la planta en el montículo y disperse las raíces en el hoyo de siembra. Las raíces no deben estar muy cerca de unas a otras, torcidas, arregladas en forma de círculo o en una misma dirección. Las raíces que han sido incorrectamente colocadas pueden resultar en un crecimiento lento o la muerte de la planta después de varios años. Debe asegurarse de que las raíces no estén más profundas que una pulgada por debajo de la superficie del suelo. Si las plantas son colocadas muy profundas, las raíces se van a sofocar por la falta de oxígeno.

Mientras aguantas el árbol en la posición correcta (en el centro del hoyo, a la profundidad propia y con la rama previamente identificada mirando hacia el norte) añada el subsuelo al hoyo gentilmente y con sus dedos vaya aplicándole firmeza. Después que todo el sub suelo haya sido colocado en el hoyo, aplique agua con medio galón por pies cuadrado para suelos con buen drenaje (arenosos) o 1 cuarto de galón para suelos con poco drenaje (arcillosos). Una vez el agua haya sido drenada, añada el “top soil” o la capa de tierra superficial. Apisona el suelo levemente con tus pies, pero no lo haga muy fuerte porque va a compactar demasiado el suelo. Para finalizar riegue agua al “top soil”.

Plantas Que Han Sido Envueltas en Arpillera o Sembradas en Masetas: Para estas plantas cave un hoyo 50 por ciento más ancho que el conglomerado de raíces. El hoyo debe ser lo suficientemente hondo para que el sistema de raíces este a la misma profundidad que tenía antes de que fuera cavada. Como se menciona anteriormente, cuando estés cavando, coloque el “top soil” o suelo superficial (las primeras 6 pulgadas de suelo en el terreno) en una pila y el sub suelo en otra. Coloque la planta en el centro del hoyo (deje la arpillera en el conglomerado de raíces si la tiene presente). Corte las tiras o cables de soporte que tenga, pele la arpillera que está en el tope del conglomerado y déjela en el fondo del hoyo.

Deje la arpillera debajo del conglomerado, pero remueva cualquier trozo de cables (halar la arpillera hacia fuera puede dañar las raíces).  Para llenar el hoyo, añada subsuelo gentilmente alrededor del conglomerado de raíces y dele firmeza con los dedos. Después de aplicar el subsuelo al hoyo, riegue medio galón de agua por pies cuadrado para suelos con buen drenaje (arenosos) o 1 cuarto de galón por pies cuadrado para suelos con pobre drenaje (arcillosos). Cuando el agua se drene (el suelo se asienta y los espacio de aire se eliminan), añada el “top soil” o suelo superficial. Afirme el suelo suavemente con su pie, pero no lo afirme demasiado ya que puede compactar el suelo. Para finalizar riegue agua al “top soil”.

Riego Después de Plantar

Muchas plantas mueren a causa de poca o mucha agua durante los primeros meses de establecidas. Las plantas localizadas en suelos con alto drenaje tienden a ser afectado por falta de agua y las plantas localizadas en suelos con poco drenaje tienden a sufrir por el exceso de agua. La frecuencia y la longitud del riego es raramente la misma de un lugar a otro. Usted puede determinar cuándo y cuánto aplicar agua familiarizándote con las características del lugar de siembra. Trata de siempre mantener una humedad constante en el conglomerado de raíces sin saturar el suelo

Mantillo o Cobertor

El mantillo o cobertor ayuda a conservar la humedad en el suelo, modera la temperatura y reduces las malezas. Coloque de 2 a 3 pulgadas de mantilla sobre el suelo, separándola del tronco de la planta.


Tabla 1. Tamaño del conglomerado de raíces para árboles deciduos
Árboles pequeños
Altura (hasta 6 pies)Tamaño mínimo del diámetro del conglomeradoProfundidad
2 pies 12 pulgadas 9 pulgadas
3 pies 14 pulgadas 11 pulgadas
4 pies 16 pulgadas 12 pulgadas
5 pies 18 pulgadas 14 pulgadas
Calibrar (más de 6 pies) Tamaño mínimo del diámetro del conglomerado Profundidad
¾ pulgadas 18 pulgadas 14 pulgadas
1 pulgada 20 pulgadas 14 pulgadas
1½ pulgadas 22 pulgadas 15 pulgadas
1¾ pulgadas 24 pulgadas 16 pulgadas
2 pulgadas 28 pulgadas 19 pulgadas
Árboles de sombra
Calibrar Tamaño mínimo del diámetro del conglomerado Profundidad
½ pulgadas 14 pulgadas 11 pulgadas
¾ pulgadas 16 pulgadas 12 pulgadas
1 pulgada 18 pulgadas 14 pulgadas
1½ pulgadas 22 pulgadas 15 pulgadas
1¾ pulgadas 24 pulgadas 16 pulgadas
2 pulgadas 28 pulgadas 19 pulgadas

Tabla 2. Tamaño del Conglomerado de Raíces para Arbustos Deciduos 
AlturaTamaño mínimo del diámetro del conglomeradoProfundidad
12 pulgadas 9 pulgadas 7 pulgadas
18 pulgadas 10 pulgadas 8 pulgadas
2 pies 12 pulgadas 9 pulgadas
3 pies 14 pulgadas 11 pulgadas
4 pies 16 pulgadas 12 pulgadas
5pies 18 pulgadas 14 pulgadas
6 pies 20 pulgadas 14 pulgadas
7 pies 22 pulgadas 15 pulgadas


Tabla 3. Tamaño del Conglomerado de Raíces para Plantas Siempre Verdes
Extensión, Semi-Extensión y Globo (o Enanas) Tipos (Hoja ancha & Hoja angosta)
DispersiónTamaño mínimo del diámetro del conglomeradoProfundidad
9 pulgadas 8 pulgadas 6 pulgadas
12 pulgadas 10 pulgadas 8 pulgadas
18 pulgadas 12 pulgadas 9 pulgadas
2 pies 14 pulgadas 11 pulgadas
2½ pies 16 pulgadas 12 pulgadas
3 pies 18 pulgadas 14 pulgadas
3½ pies 21 pulgadas 14 pulgadas
4 pies 24 pulgadas 16 pulgadas
Tipos: Forma Cono y Verticales (Hoja ancha y Hoja angosta)
Dispersión Tamaño mínimo del diámetro del conglomerado Profundidad
18 pulgadas 12 pulgadas 9 pulgadas
2 pies 14 pulgadas 11 pulgadas
3 pies 16 pulgadas 12 pulgadas
4 pies 20 pulgadas 14 pulgadas
5 pies 22 pulgadas 15 pulgadas
6 pies 24 pulgadas 16 pulgadas
7 pies 27 pulgadas 18 pulgadas
Tipos: Columnas (Hoja angosta)
Dispersión Tamaño mínimo del diámetro del conglomerado Profundidad
12 pulgadas 10 pulgadas 8 pulgadas
2 pies 13 pulgadas 10 pulgadas
3 pies 14 pulgadas 11 pulgadas
4 pies 16 pulgadas 12 pulgadas
5 pies 18 pulgadas 14 pulgadas

Fuente:

“American Standard for Nursery Stock”

Page maintained by: Home & Garden Information Center


This information is supplied with the understanding that no discrimination is intended and no endorsement of brand names or registered trademarks by the Clemson University Cooperative Extension Service is implied, nor is any discrimination intended by the exclusion of products or manufacturers not named. All recommendations are for South Carolina conditions and may not apply to other areas. Use pesticides only according to the directions on the label. All recommendations for pesticide use are for South Carolina only and were legal at the time of publication, but the status of registration and use patterns are subject to change by action of state and federal regulatory agencies. Follow all directions, precautions and restrictions that are listed.