Sistema de Riego para Árboles y Arbustos

Preparado por Bob Polomski, Extensionista de Horticultura Consumista, y Debbie Shaughnessy, HGIC Especialista en Horticultura, Universidad de Clemson. Nuevo 01/99. Traducido al español por Axel Acevedo Morales, Estudiante Graduado, Universidad de Clemson, 08/16.

HGIC 1056S

Printer Friendly Version (PDF)

Hasta los árboles y arbustos más saludables plantados en las condiciones más ideales requieren de mucho tiempo, cuidado y una buena irrigación para poder establecerse en el paisaje. Durante el periodo de establecimiento, las raíces se dispersan por el suelo de su nuevo paisaje, y su tronco y ramas tienden a crecer más lento de lo que crecían antes de ser trasplantados. Una planta establecida ha desarrollado un sistema radicular lo suficientemente grande como para sobrevivir sin la necesidad de riego.

Aplicación de Agua Antes de Sembrar

Si usted no puede plantar los árboles o arbustos el mismo día que ellos llegaron al lugar donde van a ser plantados, debe mantenerlos en un área donde haya sombra protección del viento. Después que saquen las plantas del vivero, las mismas deben continuar recibiendo la misma cantidad de agua con la misma frecuencia que el vivero le proveía. Los requisitos de la aplicación de agua van a depender de como el conglomerado de raíces esta contenido. Los árboles o arbustos que han sido reproducidos en tiestos, tienden a secarse con facilidad. Solo se necesita un día sin agua para ocasionar una gran mortandad de las raíces.

Varios días sin agua pueden significar la muerte del árbol o arbusto. En climas cálidos estas plantas necesitan ser regadas con agua todos los días, posiblemente dos veces al día si el día está muy caliente. Para lugares con climas más frescos, bastaría con solo aplicar agua un día sí y uno no. Las plantas contenidas en contenedores o en bolsas de plásticos (B&B) que han sido excavadas recientemente requieren de más agua que las plantas (B&B) que ya tienen la tierra dura (capaz de resistirla exposición atmosférica). Bordea las raíces de la planta B&B con suelo, composta, mantilla o serrín para prevenir que las raíces se sequen. Asperje agua los más suave posible con la ayuda de una manguera o aspersor. No debe permitir que las raíces se empocen con agua después de la aspersión de agua. Dependiendo de la temperatura y la lluvia, repita este procedimiento hasta que plante el árbol o arbusto.

Aplicación de Agua Despues de Plantar

La mayoría de las plantas muere por falta de agua o por exceso de agua durante los primeros meses después de ser plantadas. Esos árboles o arbustos plantados en suelos con alto drenaje son más susceptibles a sufrir de sequía, mientras que los árboles o arbustos establecidos en suelos con pobre drenaje son más susceptibles a problemas de anoxia por el empozamiento de agua. Determine cuando y cuánta agua aplicar al hacerte familiar con las características del lugar de siembra y luego hacienda énfasis en el mantenimiento de la humedad en el sistema radicular. La frecuencia y la profundidad de la aplicación de agua es raramente la misma de un lado a otro.  Los niveles de humedad en el conglomerado de raíces va ser el factor determinante para saber si el riego se está haciendo correctamente.

Los problemas pueden incrementar si los árboles o arbustos son regados por sistemas de irrigación diseñados para el césped, cama de flores o plantas ya establecidas.  En suelos con buen drenaje estos sistemas diseñados para céspedes o camas de flores no van a suplirle el agua que la nueva planta va a necesitar sin que se le aplique demasiada agua a todo lo demás y se pierda el agua. Para evitar esto se le recomienda regar agua de forma manual con una manguera o con un Sistema de riego por goteo diseñado para estos tipos de plantas.

En suelos con pobre drenaje, los arbustos o árboles que son cultivados en o cerca de lugares donde se le riegue el césped, van a sufrir de exceso de agua. Al suelo tener mal drenaje cuando llueve o se le riegue agua, el agua va a correr sobre el suelo y se va a depositar en el suelo suelto del hoyo donde se cultivó el árbol, ahogando el sistema radicular.

Tres posibles soluciones a este problema son: (1) localice el nuevo arbusto o árbol lejos del césped y su sistema de riego; (2) Ajuste el sistema de riego del césped para no saturar el Sistema radicular del nuevo árbol (esto puede resultar en un césped con un pobre riego); (3) Plante el arbusto o árbol un poco más alto que el nivel del suelo (esto va a mantener el tope del sistema radicular fuera del agua). Para mantener un crecimiento rápido, los árboles o arbustos trasplantados en un suelo con buen drenaje deben ser irrigados por lo menos en el primer mes. Se recomienda irrigar frecuentemente al árbol o arbusto trasplantado ya que es más eficiente que aplicar grandes cantidades de agua de forma esporádica. En suelos con poco o mal drenaje debe monitorear la humedad del suelo causado por la lluvia o escorrentías de las irrigaciones adyacentes. El crecimiento de raíces es afectado si no se irriga regularmente después de ser plantado.

Estas plantas normalmente se mantienen vivas durante la sequía pero pueden morir durante el proceso. Para promover un sistema radicular extensor que ayude a la planta a lidiar contra la sequía se debe irrigar regularmente. Si usted no puede proveer un buen sistema de riego que sea adecuado para el árbol o arbusto, debe considerar plantar un árbol o arbusto más pequeño que se pueda establecer más rápido. Los árboles y arbustos plantados en ambientes más fríos pueden necesitar menos agua, pero todo va depender del tipo de suelo y su drenaje. Esos árboles o arbustos plantados en suelo con pobre drenaje o suelo compactado con una porción de las raíces sobre el nivel del suelo deben necesitar más agua por el efecto de estar en una colina o montículo.

Los árboles o arbusto que erróneamente hayan sido plantados muy profundo en suelos con poco drenaje no deben ser irrigados hasta que dichos árboles o arbustos sean replantados en la forma correcta. Para saber si la cantidad de agua que estas aplicando es la correcta, conduce la siguiente prueba. Entre las primeras semanas después de plantar la planta, cuidadosamente cave un hoyo pequeño en el suelo cercano a las raíces a la mitad de la profundidad de la planta.  Haga esto después de varias horas después de regar la planta. Exprime la muestra de suelo en la palma de tu mano.

Si sale agua entre medio de tus dedos, significa que estas aplicando demasiada agua; si el suelo se desborona entre tu mano y se cae al abrir tus dedos, usted está aplicando muy poca agua. Si el suelo se mantiene en su mano al abrir la misma, significa que tiene la humedad correcta, pero el conglomerado de raíces puede estar seco. Para saber si está bien, introduzca su dedo entre el conglomerado de raíces para sentir la humedad. Si se siente seco, incremente la cantidad de agua irrigada. Si usted puede exprimir agua significa que está muy mojado. Con práctica, estas técnicas te ayudaran a evaluar la humedad del suelo.

Extractado del Manual de Entrenamiento de Maestros Jardineros de Carolina del Sur, EC 678.

Page maintained by: Home & Garden Information Center


This information is supplied with the understanding that no discrimination is intended and no endorsement of brand names or registered trademarks by the Clemson University Cooperative Extension Service is implied, nor is any discrimination intended by the exclusion of products or manufacturers not named. All recommendations are for South Carolina conditions and may not apply to other areas. Use pesticides only according to the directions on the label. All recommendations for pesticide use are for South Carolina only and were legal at the time of publication, but the status of registration and use patterns are subject to change by action of state and federal regulatory agencies. Follow all directions, precautions and restrictions that are listed.