Fertilización de árboles y arbustos

Preparado por Bob Polomski, Extensionista de Agricultura Consumista; Donald L. Ham, Extensionista y Especialista de Silvicultura Urbana y Debbie Shaughnessy, HGIC Especialista de Información, Universidad de Clemson. Revisado por Joey Williamson, HGIC Especialista en Información de Horticultura, Universidad de Clemson. Nuevo 05/99. Revisado 10/04.Traducido al español por Axel Acevedo Morales, Estudiante, Universidad de Clemson, 08/16.

HGIC 1000S

Printer Friendly Version (PDF)

Los árboles y arbustos son considerados inversiones vivientes que crecen en valor cada año. Cuando elegimos y plantamos correctamente nuestros árboles y arbusto es de esperar que prosperen con el cuidado adecuado el cual incluye riego, fertilización y poda.  Como es de esperar, las plantas que tienen resistencia a sequia no requieren de mucho riego y los árboles y arbusto que son sembrados en suelos fértiles o favorables no requieren de mucha fertilización. En la mayoría de los casos los fertilizantes son malinterpretados y se le tiende a dar mal uso. Hay que estar claro de que los fertilizantes no son “comida” de plantas. Las plantas producen su propia comida en forma de azucares por medio de la fotosíntesis. Los minerales o nutrientes suplidos por los fertilizantes provén los ingredientes necesarios para que se lleve a cabo la fotosíntesis y por ende el crecimiento de la planta. Es altamente recomendable aplicar fertilizantes para suplir cualquier deficiencia nutricional en el suelo y mantener un balance adecuado.

Es importante entender que los fertilizantes no son la cura ni la solución para las plantas enfermas, mal cuidadas o plantas no adaptadas a su entorno.

A la hora de aplicar fertilizantes a los árboles y arbustos hay que tener en mente dos puntos muy importantes: (1) Los fertilizantes son beneficiosos cuando son necesitados; pero (2) Use las cantidades adecuadas, en el tiempo adecuado y en el lugar adecuado.

Como decidir cuándo aplicar fertilizantes

Considere las siguientes condiciones para ayudarte a decidir si tienes que abonar o no tus árboles y arbustos:

Prueba de suelos: ¿Sabes si tu suelo ha sido analizado por el servicio de extensión Agrícola de la universidad de Clemson? Con la prueba de suelo puedes determinar la acidez o la alcalinidad del suelo dependiendo de su PH “(pH) of the soil”, al igual que los niveles de nutrientes presente en el suelo. Dependiendo de los resultados usted va tener que añadir nutrientes para combatir cualquier deficiencia en el suelo o no. Para más información acerca de las pruebas de suelo, favor acceder el siguiente enlace HGIC 1652, Soil Testing.

Crecimiento: Busque señales de pobre crecimiento en sus árboles y arbustos como: hojas con colores pálidos (verde pálido a amarillo); si el tamaño de las hojas es más pequeño de lo usual; verificar si sus árboles o arbustos pierden su coloración verde y/o sus hojas antes de que llegue el otoño; si notas un lento crecimiento anual de las ramitas; o muerte de ramitas o ramas. Hay que estar consciente de que estos síntomas no necesariamente están conectados al bajo nivel de nutrientes en el suelo, por lo tanto no puedes pretender que los fertilizantes curen este problema. El suelo compactado, stress inducido por ataque de insectos; enfermedades y malezas; y/o condiciones meteorológicas adversas pueden causar estos síntomas. Se les recomienda identificar el problema antes de aplicar el fertilizante de lo contrario podría agravar el problema.

Edad de la plantación: La aplicación de fertilizantes en los primeros años del establecimiento o el trasplante del árbol o arbusto puede acelerar el crecimiento y ayudar a las plantas jóvenes a llegar al tamaño deseado en el paisaje. De todos los tipos de fertilizante, el de lenta liberación es el más recomendado para árboles o arbustos recién sembrados.

Localización: Si los arbustos o arboles están creciendo en un césped que es fertilizado frecuentemente, no hay necesidad de aplicar fertilizantes al árbol o arbusto de forma separada, ya que las raíces de los árboles o arbusto van a absorber el mismo fertilizante aplicado al césped. Sin embargo, los arboles y/o arbustos que son sembrados en camas de siembra deben ser fertilizados, especialmente si son suelos árenos con poco o ningún material orgánico.

Nutrientes comúnmente aplicados

Los nutrientes mayormente aplicados a las plantas son Nitrógeno (N), Fosforo (P) Y Potasio (K) que se catalogan como macronutrientes. Otros nutrientes menos esenciales usados como fertilizantes son Calcio (Ca), Magnesio (Mg) y Azufre (S) los cuales están en el grupo de los micronutrientes. Los micronutrientes son nutrientes que se requieren en pequeñas concentraciones, estos nutrientes tienen la misma importancia que los macronutrientes que son los nutrientes que la planta necesitan en grandes concentraciones. Comúnmente en los suelos de Carolina del sur no es necesario aplicar Magnesio y Azufre como fertilizante ya que la mayoría de los suelos tiene las cantidades necesarias para la planta.

Micronutrientes como Zinc (Zn) y Hierro (Fe) son añadidos a muchos fertilizantes ya que es común encontrar deficiencias de estos micronutrientes en nuestros suelos. Si tu árbol o arbusto tiene deficiencias de micronutrientes usted puede aplicar el micronutriente en específico o aplicar algún otro fertilizante que tenga ese micronutriente en su mezcla.

Tipos de fertilizantes

Por lo general los fertilizantes comerciales contienen unas formulaciones estandarizadas como las 16-4-8, 12-6-6 o 12-4-8, que generalmente son las más recomendadas, pero la realidad es que usted debe elegir la más cercana a la que usted necesita de acuerdo al análisis de suelo realizado en su suelo.

Actualmente existen dos tipos de fertilizantes: Los de liberación rápida y la de liberación lenta. Los de liberación rápida o los solubles en agua son menos costoso que los de liberación lenta, los cuales liberan nitrógeno por un periodo extendido; Sin embargo, los nutrientes liberados de un fertilizante de liberación rápida puede lixiviarse más rápido por el suelo. En suelos arenosos, con buen drenaje, el fertilizante soluble puede lixiviarse a tal punto que sobrepase las raíces con tan solo algunas pulgadas de lluvia o riego lo cual lo hace inaccesible a la planta. En suelos altamente arcillosos la lixiviación es menor pero el problema de escorrentías es mayor lo que incrementa la perdida de fertilizantes.

Los fertilizantes de liberación lenta o controlada tienen un periodo extenso de liberación comparado con el de liberación rápida el cual contiene el nitrógeno que es soluble en agua, el cual es más accesible a la planta. El nitrógeno del fertilizante de liberación lenta puede contener una capa de azufre o una forma de IBDU o formaldehído-urea. La mitad o más de la cantidad total de nitrógeno en el fertilizante de liberación controlada deberían ser insoluble en agua o de solubilidad lenta. Para árboles o arbustos recién sembrados, o en áreas con alto potencial de escorrentías, como barrancos o suelos compactados, se recomienda el fertilizante de liberación lenta. El hecho de que los nutrientes son liberados lentamente, reduce el potencial de quemar la planta o contaminar las aguas.

Fertilizantes naturales como la composta de aguas residuales, estiércol de vaca o mezcla completa de fertilizante, provén nitrógeno y otros nutrientes de forma lenta. Una ventaja de esos fertilizantes naturales es que ellos provén una gran variedad de micronutrientes como hierro y zinc que por lo general no son encontrados en los fertilizantes sintéticos. Los fertilizantes naturales también ayudan a mejorar la estructura del suelo ya que aportan material orgánico.

Una desventaja de los fertilizantes naturales es que usualmente contienen bajas concentraciones de nitrógeno, fosforo y potasio. Por lo tanto, se requieren grandes cantidades del fertilizante natural para proveer la misma cantidad de nutrientes que puede ser provista con menos cantidad de fertilizante sintético.

Muchos fertilizantes son formulados para ser usados en el césped. Algunos conocidos como fertilizante “malezas y comida”, puede contener herbicidas que pueden dañar las plantas cobertoras en el suelo, bejucos, arbustos y árboles. Se recomienda leer bien las instrucciones del producto antes de aplicar el fertilizante.  

Cantidades de fertilizante aplicadas

Parecidas a los fertilizantes de césped (HGIC 1201, Fertilizing Lawns),  las cantidades de fertilizantes recomendadas para arbustos y árboles son basadas en las libras actuales de nitrógeno contenidas en el fertilizante. Los arbustos y árboles  pueden recibir de 2 a 4 libras de nitrógeno por cada 1,000 pies cuadrado al año. El sistema radical de los árboles o arbusto ocupan un área de 1½ del tamaño de la corona (3.14 x radio²; ver figura 1). Generalmente, los árboles y arbustos jóvenes deben recibir mayores concentraciones de nitrógeno que la planta madura.

Para árboles y arbustos sembrados en áreas con césped, debe seguir las cantidades y el tiempo recomendado para el césped. Dependiendo de la formulación, si el fertilizante contiene más de 2 libras de nitrógeno puede quemar el césped. Si los árboles y arbusto que crecen en un área fertilizada, muestran síntomas de deficiencia de nutricional, debe retrasar las aplicaciones de fertilizantes por unos meses para que no exceder las cantidades de nitrógeno requerida para la planta (favor seguir las concentraciones y el tiempo recomendados para el césped).

Evite aplicar demasiado fertilizante, ya que puede causar daño a la planta y el ambiente. El fertilizante en exceso puede provocar que la planta crezca demasiado rápido ocasionando debilidad en su estructura lo que puede aumentar el daño por frio, sequia y/o plagas. También el fertilizante en exceso puede contaminar las aguas subterráneas y superficiales.

Métodos de aplicación de fertilizantes

Las plantas pueden ser fertilizadas por el método directo o indirecto. Con cualquiera de los dos métodos, usted estaría aplicando fertilizantes a todo el área de su sistema radical. Gracias a las altas concentraciones de oxigeno cerca de la superficie del suelo, las plantas mantienen las raíces más eficientes capturando alimento entremedio de 10 a 14 pulgadas del suelo. Muchas raíces de las plantas que han sido cubiertas por un mantillo se encuentran justo debajo de ese mantillo y la superficie del suelo. Es recomendable aplicar el fertilizante en la superficie del suelo o del mantillo, ya que la lluvia o el riego van a mover ese fertilizante hacia las raíces.

Cualquier fertilizante o método que elija, usted debe irrigar tan pronto como aplique el fertilizante para lavar los residuos de fertilizante en las hojas  y para ayudar a disolver los nutrientes para que penetren mejor el suelo o el mantillo. Sin riego o lluvia parte del nitrógeno aplicado puede evaporarse y perderse en la atmosfera sin brindarle ningún beneficio a la planta.

Fertilización indirecta: Un ejemplo de fertilización indirecta son los arbustos y árboles sembrados en áreas donde fertilicen el césped. El fertilizante aplicado al césped va ser absorbido por los árboles y arbustos que estén cerca.

Fertilización directa: La forma más barata y más efectiva de fertilizar un árbol o arbusto directamente es mediante el uso de la radiodifusión, el uso de un ciclón o asperjado por goteo, los cuales pueden dispersar la cantidad deseada o recomendada sobre toda la zona radical. Para lograr la mayor cobertura se le recomienda dividir la cantidad total del fertilizante en dos partes para que apliques una mitad del fertilizante en una dirección y la otra en dirección opuesta de forma perpendicular. Cuando se aplica el fertilizante sobre la planta, este puede secar las hojas. Para evitar este resultado se recomienda sacudir el fertilizante de las hojas y barrer el fertilizante del suelo para que se mezcle con el suelo. Algunas plantas como los Liriopes y las Azaleas pueden colectar los fertilizantes granulares en sus vertilicios lo que puede ocasionar daño a la planta.

Si el suelo del terreno esta compactado, debe aeriar el suelo antes de aplicar el fertilizante. Para reducir el daño en la planta por el contacto directo del fertilizante se recomienda asperjar agua directamente a la planta para así deshacer de cualquier material adherido a la planta.

El fertilizante foliar es un fertilizante líquido que se puede aplicar directamente a la hoja del árbol o arbusto. El fertilizante foliar es recomendado para atacar síntomas de deficiencias de micronutrientes como la clorosis por falta de hierro o amarillamiento de las hojas en las Azaleas (hojas amarillas con la venación verde). La aplicación foliar provee una solución temporera a las deficiencias nutricionales ya que los nutrientes aplicados son utilizados por la planta rápidamente, lo que nos indica que los fertilizantes foliares no resuelven el problema de fertilidad del suelo si el problema de pH no se resuelve. Para encontrar el verdadero problema debe referirse a su prueba de suelo. Si el problema con el pH no se resuelve, se debe repetir la aplicación foliar hasta que se resuelve el problema con el pH del suelo.

Los fertilizantes líquidos o secos solubles en agua se pueden aplicar por el sistema de riego. Esta práctica va a colocar nutrientes en la superficie del suelo donde están la mayoría de las raíces absorbentes. Se cuidadoso al aplicar estos fertilizantes utilizando las concentraciones adecuadas. Se recomienda instalar una válvula anti retorno en su sistema de riego para incrementar su eficiencia.

Cuando aplicar

Los fertilizantes se deben aplicar solo cuando la planta los necesita y cuando las plantas estén lista para absorber los nutrientes con sus raíces. Planifica el tiempo de la fertilización para que coincida con el tiempo en que las raíces estén más activas y el suelo este húmedo. La mejor época del año para aplicar fertilizantes es a principios de la primavera y a principios del verano si las condiciones son apropiadas para el crecimiento de la planta.  Evite fertilizar los árboles y arbusto cuando estos sufren de stress hídrico durante los meses de verano y evite aplicar fertilizante si no tiene una fuente de agua disponible para regar después de fertilizar. Si no se le aplica agua justo luego de fertilizar no vas a activar los nutrientes.

Para arbustos y árboles localizados en áreas con césped aplique el fertilizante recomendado para el césped siguiendo las instrucciones del fabricante. Siempre asegúrese de que el suelo tenga la humedad adecuada.  

Para acceder a más información sobre aplicación de fertilizantes en plantas recién plantadas, favor acceder a los siguientes enlaces, HGIC 1052, Planting “Shrubs Correctly” . HGIC 1001, “Planting Trees.

Calculando el área y el fertilizante

Los árboles y arbustos sembrados sobre el césped deben ser fertilizados en el tiempo apropiado y con las concentraciones recomendadas para el césped (vea cantidades de fertilizantes para aplicar). Cuando los árboles y arbustos están creciendo en camas de cultivo o en áreas naturales, usted debe calcular la cantidad de fertilizante necesaria.

Arboles: Aplique los fertilizante en el área de la zona radical de la planta. Usualmente el área radical del árbol o arbusto tiende ser un poco más grande que la circunferencia de la copa del árbol o arbusto.

El sistema radicular se extiende más allá de la rama más lejana del tronco, con una medida de 1½ esa distancia (ver figura 1). Por ejemplo, si la distancia del tronco de tu árbol a la rama más lejana del mismo árbol, lo que se llama como el radio de la corona, es 8 pies, las raíces más activas del árbol se pueden extender 4 pies más allá de ese límite. Por lo tanto la zona radicular del árbol puede ocupar un área de 12 pies de distancia del tronco.

Diferentes tipos de árboles con corona pequeña o reducida como el Roble Ingles de la variedad “Fastigiata” (Quercus robur 'Fastigiata') o la Acacia del Japón (Sophora japonica 'Columnaris') o cualquier otro árbol que haya sido podado con formas inusuales, tienden a tener zonas radiculares más grandes que su radio de la corona actual. En estos casos usted debe calcular la cantidad de fertilizantes aplicada de acuerdo al diámetro del tronco. Mida el diámetro del tronco en pulgadas a 4.5 pies del nivel del suelo, lo que se conoce como “DBH” y multiplíquelo por 1 o 1.5 para tener un resultado expresado en pies. Este número va ser la distancia hasta dónde vas aplicar el fertilizante. Ejemplo, el radio del área de fertilización de un árbol con un tronco de 12 pulgadas de diámetro, va tener un radio de aplicación de fertilizantes entre 12 a 18 pies, dependiendo del factor de multiplicación usado.


Calculating the area where fertilizer should be applied
Figura 1. Aplique fertilizantes con concentraciones iguales en el cobertor “mulch” y en el área sin cobertor, con 1½ veces el radio de la corona.

Sigue estos pasos para determinar la cantidad de fertilizantes necesitada para suplir 2 libras de nitrógeno por 1,000 ft² (1,000 pies cuadrado):

  1. Calcule  el área del sistema radicular (asumiendo que ocupe una forma circular), usando la siguiente formula donde Pi=3.14:

    Pi x (radio)² = 3.14 x (radio de zona radicular) x (radio de zona radicular)

    En el ejemplo de arriba, el área del sistema radicular va ser:

    3.14  x 12 x 12 = 452.16 pies cuadrado

  2. Para calcular la cantidad de fertilizantes requerida por 1,000 pies cuadrado, use la siguiente ecuación:
Lbs N deseada x 100%
%N en la bolsa
=

Numero de libras de fertilizante requerida por 1000 pies cuadrado con el fin de aplicar  la cantidad de nitrógeno deseada

Para entregar 2 libras de nitrógeno actual por 1000 pies cuadrado, la ecuación va a verse así:

2 Lbs N x 100%
%N in bag
=

Numero de libras de fertilizante requerida por 1000 pies cuadrado en orden de aplicar
2 libras de nitrógeno actual

Asume que tienes un fertilizante con la formulación 16-4-8, para este ejemplo la ecuación será:

2 Lbs N x 100%
16% N
= Se requeriran 12.5 libras de 16-4-8 por 1000 pies cuadrado

2.  Calcule la cantidad actual del fertilizante que se va aplicar usando la siguiente ecuación:

Zona radicular ft²
1000 ft²
x Libras de fertilizante por 1000 ft² = fertilizante que se va aplicar sobre la zona radicular

En nuestro ejemplo, calcule la cantidad de fertilizante16-4-8 requerido en orden de aplicar 2 libras de nitrógeno actual a 452 pies cuadrados:

452 ft²
1000 ft²
x 12.5 pounds fertilizer per 1000 ft² = 5.65 lbs fertilizer to apply over root area

Aplique 5.65 libras (de 11 a 12 tazas; 2 tazas de 16-4-8 es equivalente a 1 libra) de 16-4-8 de forma pareja sobre la zona radicular. Como la mayoría de las raíces en una planta se encuentran en la zona superficial del suelo, disperse el fertilizante sobre la zona radicular de forma pareja con un girador o asperjado por goteo. Aplique agua después de aplicar el fertilizante para hacer que los nutrientes se hagan accesible a las raíces de la planta. Si el sistema radicular del árbol está confinado en una acera o entrada de coches, debe reducir el área donde va a aplicar el fertilizante de acuerdo al área que ocupa su zona radicular.  

Arbustos: Cuando se fertilizan los arbustos individualmente, debe seguir las mismas instrucciones que se recomendaron para los árboles. Cuando muchos arbustos se encuentran agrupados en una cama de cultivo o área natural, se debe calcular el área donde vaya a aplicar el fertilizante de acuerdo al área que ocupan. Mide el área entera de la cama de cultivo ignorando la distancia de las ramas más lejanas al tronco del arbusto. Para determinar el área de la cama de cultivo utilice la siguiente formula:

Largo x ancho = área de la zona radicular

En este caso vamos asumir que la cama de cultivo mide 30 pies de largo y 10 pies de ancho. El área de la cama de cultivo (Zona radicular) es 300 pies cuadrado.

Calcule la cantidad de fertilizante requerida  para aplicar 2 libras de nitrógeno por 1,000 pies cuadrado usando la misma ecuación que se usó para el árbol. Asume que tienes un fertilizante con la formulación 16-4-8, para este caso la ecuación va verse así:

2 Lbs N x 100%
16% N
= 12.5 libras de 16-4-8 requeridas por 1,000 pies cuadrado

Como la zona radicular es de 300 pies cuadrado, la cantidad actual de fertilizante 16-4-8 que se necesita se va a calcular de la siguiente manera:

300 ft²
1000 ft²
x 12.5 lbs fertilizante por 1000 ft² = 3.75 lbs de fertilizante para la zona radicular

Aplica 3.75 libras (aproximadamente 7 o 8 tazas) de fertilizante 16-4-8 de lo más pareja posible sobre el área que contiene el mantillo, luego debe barrer el fertilizante de las ramas y aplique agua para activar los nutrientes. Recuerde reducir la zona de aplicación si el sistema radicular del arbusto está confinado  a aceras o carreteras.

Page maintained by: Home & Garden Information Center


This information is supplied with the understanding that no discrimination is intended and no endorsement of brand names or registered trademarks by the Clemson University Cooperative Extension Service is implied, nor is any discrimination intended by the exclusion of products or manufacturers not named. All recommendations are for South Carolina conditions and may not apply to other areas. Use pesticides only according to the directions on the label. All recommendations for pesticide use are for South Carolina only and were legal at the time of publication, but the status of registration and use patterns are subject to change by action of state and federal regulatory agencies. Follow all directions, precautions and restrictions that are listed.