Cambiando el pH del Suelo

Revisado y actualizado por Joey Williamson, HGIC Agente y Extensionista en Horticultura, Universidad de Clemson, 10/12. Originalmente preparado por Marjan Kluepfel, HGIC Especialista en Horticultura, y Bob Lippert, Extensionista y Especialista en Fertilidad de Suelos, Universidad de Clemson. Nuevo 06/99. Traducido al español por Axel Acevedo Morales, Estudiante Graduado, Universidad de Clemson, 10/16.

HGIC 1650S

Printer Friendly Version (PDF)

El valor del pH del suelo es la medida de la acidez o alcalinidad del suelo. El pH del suelo afecta directamente la disponibilidad de nutrientes en el suelo. La escala del pH tiene un rango que va de 0 a 14, siendo el 7 el valor neutral. Los números menores a 7 indican acidez mientras que los números mayores a 7 indican alcalinidad.

El pH del suelo es una de las muchas condiciones ambientales que afectan la calidad del crecimiento de la planta. El pH ideal varía dependiendo de la planta. Plantas como “azaleas”, “rhododendrons”, arándanos y coníferas crecen mejor en suelos ácidos (pH 5.0 a 5.5).  Otros tipos de plantas como la mayoría de los vegetales, céspedes y ornamentales crecen muy bien en suelos moderadamente ácidos (pH 5.8 a 6.5). Los suelos con valores de pH menor o mayor a estos rangos pueden resultar en crecimientos menos vigorosos y en deficiencias de nutrientes.

Los nutrientes necesarios para obtener un crecimiento saludable están divididos en tres categorías: primaria, secundaria y micronutrientes. Los nutrientes como nitrógeno (N), fosforo (P) y potasio (K) están clasificados como nutrientes primarios, los cuales se necesitan en grandes cantidades en comparación con los demás nutrientes. Los nutrientes como Calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S) son catalogados como nutrientes secundario, los cuales son necesario en menos cantidades, pero siguen teniendo la misma importancia que los nutrientes primarios. Nutrientes como Zinc (Zn) y manganeso (Mn) son los micronutrientes, estos nutrientes son requeridos en concentraciones bien bajas. La mayoría de las deficiencias de los nutrientes secundarios y micronutrientes son fáciles de corregir al mantener el pH del suelo en un valor óptimo.

El mayor impacto que los pH extremos pueden tener en la planta es relacionado a la disponibilidad de los nutrientes o la concentración de minerales tóxicos para las plantas.  En suelos bien ácidos, los nutrientes como aluminio y manganeso se hacen más disponible y toxico de lo usual. También, en suelos con un pH bajo los nutrientes como el calcio, fosforo y magnesio se hacen menos disponible para la planta. Cuando los valores de pH son mayor o igual a 6.5, los nutrientes como fosforo y la mayoría de los micronutrientes se hacen menos disponible.

Factores que Afectan el pH del Suelo

El pH de un suelo es influenciado por los mismos materiales parentales que formaron el suelo. Los suelos desarrollados de rocas básicas generalmente tienen mayores pH de valores altos que esos que se formaron de rocas acidas. La lluvia también afecta el pH del suelo. Cuando el agua pasa atreves del suelo lixivia nutrientes básicos como calcio y magnesio del suelo. Estos son reemplazados por elementos ácidos como aluminio y hierro. Por esta razón, los suelos formados  bajo condiciones de mucha lluvia  son más ácidos que los formados en condiciones secas.

La aplicación de fertilizantes que contienen amonio o ureas acelera la acidificación de los suelos. También, la descomposición de la materia orgánica incrementa la acidificación del suelo.

Incrementando el pH del Suelo

Para hacer un suelo menos acido, se recomienda aplicar materiales que contengan alguna forma de limo. La piedra caliza triturada es el material más usado para este propósito. Mientras más fina las partículas de roca caliza, más rápido será se efectividad. No todos los suelos son tratados de la misma forma. Dependiendo del tipo de suelo va ser la concentración a aplicar de piedra caliza triturada, para ajustar el pH del suelo.  Algunos factores a considerar al ajustar el pH del suelo son: textura del suelo, cantidad de materia orgánica y la planta que vas a sembrar. Por ejemplo, suelos con poca arcilla requieren de menos limo que suelos con altas cantidades de arcilla, para realizar el mismo cambio de pH.

Selección de material limoso: Los dueños de hogares pueden elegir cuatro tipos de producto de roca caliza triturada: pulverizada, granulada, peletizada e hidratada. La roca caliza pulverizada esta finamente triturada. La roca caliza granulada y peletizada tienen menos probabilidad de obstruirse cuando la vayan a regar con una asperjadora de fertilizantes sobre el área de césped. Mientras más fina el producto, más rápido va cambiar el pH del suelo. La roca caliza hidratada debe usarse con mucha precaución ya que tiene una gran habilidad de neutralizar suelos ácidos.

Tiempo del Encalado: La necesidad de aplicar lima o encalar debe ser determinada por un análisis de suelo. Para más información acerca la prueba de suelo, favor de referirse  al siguiente enlace: HGIC 1652, Soil Testing. Las muestras de suelo deben obtenerse en el otoño para poder saber cómo actuar en la siguiente siembra. Si la prueba de suelos indica que necesitas encalar, lo puede hacer en lo meses de otoño e invierno. Generalmente, para mejores resultados, la piedra caliza debe aplicarse dos a tres meses antes de comenzar la siembra, permitiendo suficiente tiempo para neutralizar la acidez.

El factor más importante para determinar la efectividad de la piedra caliza es la colocación. Es sumamente importante que la piedra caliza haga contacto con el suelo para permitir las reacciones químicas.

La mayoría de los materiales limosos solo son un poco soluble en agua, así que se necesita incrementar la exposición del material limoso con el agua para permitir la reacción química que neutraliza la acidez.  A pesar de mezclar bien el suelo con el material limoso, si el suelo está seco el material limoso o el encalado no va poder reaccionar, por lo que se necesita humedecer el suelo. La humedad es esencial para que ocurra la reacción química entre el material limoso y el suelo. En el caso de los céspedes, solo se puede aplicar sobre la superficie y al aplicar agua el encalado va a penetrar al suelo.

Cenizas de Madera: Las cenizas de madera pueden ser usadas para incrementar el pH del suelo. Estas contienen una gran cantidad de potasio y calcio, y pequeñas cantidades de fosfato, boro y otros elementos. No son más efectivas que la piedra caliza pero con varias repeticiones, las cenizas pueden incrementar drásticamente el pH del suelo, en especial si el suelo es de textura arenosa. Las cenizas no deben entrar en contacto con plántulas o con las raíces de las plantas ya que se pueden afectar. Se le recomienda aplicar una capa durante el invierno e incorporarlo en el suelo durante la primavera. Verifique el pH del suelo anualmente, en especial si usted usa cenizas de madera. Evite usar grandes cantidades de cenizas de madera porque pueden resultar en un pH excesivo y puede provocar deficiencia de nutrientes. Las cenizas de carbón no tienen ningún efecto encalante. Sin embargo, puede provocar el aumento en la acidez, dependiendo de su fuente; por lo que no se debe usar.

Reducción del pH del Suelo

Mucha de las plantas ornamentales y frutales como los arándanos requieren suelos entre leves a muy ácidos. Estas especies desarrollan clorosis a causa del hierro al crecer en suelos alcalinos. La clorosis por hierro usualmente es confundida con deficiencia de nitrógeno porque los síntomas (amarillamiento de la hoja) son similares. La clorosis por hierro puede ser corregida al reducir el pH del suelo.

Dos de los materiales comúnmente usados para reducir el pH del suelo son sulfato de aluminio y azufre. Estos pueden encontrarse en cualquier jardinería. El sulfato de aluminio va a cambiar el pH del suelo instantáneamente porque el aluminio produce la acidez tan pronto se disuelve en el suelo. Sin embargo, el azufre requiere tiempo para su conversión a ácido sulfúrico con la ayuda de las bacterias en el suelo.  El rango de conversión del azufre es dependiente de la finura del azufre, la cantidad de humedad en el suelo y la presencias de bacteria. Dependiendo de estos factores, el rango de conversión del azufre puede ser lento y puede tomarse varios meses si las condiciones no son ideales. Por esta razón, la mayoría de las personas usan sulfato de aluminio.

Ambos materiales deberían ser trabajados en el suelo para obtener mejores resultados. Si estos materiales entran en contacto con las hojas de las plantas, o el césped, deberían ser lavadas de las hojas inmediatamente después de aplicar, de lo contrario la hoja se dañara. Sea extremadamente cuidadoso de no sobre aplicar sulfato de aluminio o azufre.

Usted puede usar la siguiente tabla para calcular las concentraciones de las aplicaciones de sulfato de aluminio y azufre. Las concentraciones están en libras por 10 pies cuadrado para un suelo limosos. Para suelos arenosos se debe reducir las concentraciones por un tercio e incrementarla a una mitad cuando los suelos son arcillosos.


Libras de Sulfato de Aluminio por 10 Pies Cuadrado para Bajar el pH al Nivel Recomendado
pH PresentepH Deseado
 6.56.05.55.04.5
8.0 1.8 2.4 3.3 4.2 4.8
7.5 1.2 2.1 2.7 3.6 4.2
7.0 0.6 1.2 2.1 3.0 3.6
6.5   0.6 1.5 2.4 2.7
6.0     0.6 1.5 2.1

Libras de Azufre por 10 Pies Cuadrado para Bajar el pH al Nivel Recomendado
pH PresentepH Deseado
 6.56.05.55.04.5
8.0 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7
7.5 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6
7.0 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5
6.5   0.1 0.2 0.3 0.4
6.0     0.1 0.2 0.3

Page maintained by: Home & Garden Information Center


This information is supplied with the understanding that no discrimination is intended and no endorsement of brand names or registered trademarks by the Clemson University Cooperative Extension Service is implied, nor is any discrimination intended by the exclusion of products or manufacturers not named. All recommendations are for South Carolina conditions and may not apply to other areas. Use pesticides only according to the directions on the label. All recommendations for pesticide use are for South Carolina only and were legal at the time of publication, but the status of registration and use patterns are subject to change by action of state and federal regulatory agencies. Follow all directions, precautions and restrictions that are listed.